Jano, el dios bifronte

El mes de enero recibe su nombre del latín Ianuarius, mes dedicado al dios Jano.

Para saber un poco más sobre este dios podemos leer el siguiente texto:

Jano, el rey más antiguo del Lacio, era natural de Tesalia. Cuando llegó a las orillas del Tíber, los habitantes de aquellos salvajes lugares vivía sin religión y sin leyes. Jano suavizó la brutalidad de sus costumbres, los agrupó y formó ciudades, les dio leyes y les hizo experimentar los encantos de la inocencia inculcándoles el amor a la justicia y a la honestidad.

Cuando Saturno fue arrojado del cielo, escogió el Lacio por morada y  Jano llevó su generosidad con él hasta asociarle a su imperio. Saturno a su vez le dotó de sagacidad tan extraordinaria que lograba conocer el pasado, el presente y el porvenir.

Jano es representado en la figura de un joven que tiene dos y a veces cuatro caras; en su mano derecha ostenta una llave, pues fue él quien inventó las puertas, y en la izquierda un báculo para indicar el dominio que ejercía sobre rutas y caminos. En toda ceremonia religiosa era el primero en ser invocado y se le ofrecían sacrificios sobre doce altares para recordar los doce meses del año.

800px-janus1

Numa le levantó en Roma un templo que permanecía cerrado en tiempo  de paz y era abierto tan pronto como la guerra  estallaba. Entonces los caudillos de la nación, los magistrados y los pontífices acudían solemnemente al templo de Jano, descolgaban de las bóvedas del santuario los escudos sagrados, y los agitaban y golpeaban cadenciosamente exclamando a coro

¡Marte, Marte, despierta!

Cuando se daban por terminadas las hostilidades se cerraban de nuevo las puertas, no de una manera ordinaria, sino por medio de enormes barras de hierro y valiéndose de cien cerrojos para que resultase cosa larga  y difícil pretender abrirlas y para que el pueblo comprendiese que la guerra, fuente de infinitas calamidades, no debe ser emprendida sin que existan poderosos motivos y sin haberlo antes reflexionado seriamente.

Extraído de Humbert (2003), págs. 77-78.

Fuentes:

Texto citado:
Humbert, J. (2003), Mitología griega y romana, Barcelona, Editorial Gustavo Gili.

Imagen:
By Loudon dodd – Own work, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=7404342

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s